• Banners NATGEO ALAMOS 720X90

¿Votarán por Bernie Sanders?

El triunfo de Bernard (Bernie) Sanders en la asamblea (caucus) demócrata en Nevada el 22 de febrero lo colocó, como el puntero en la nominación del candidato de su partido para la carrera presidencial en noviembre próximo.

Sin embargo, después de esos triunfos, sonaron varias alarmas en las tiendas del propio partido, incluyendo a los otros aspirantes, que lo convirtieron en la piñata designada en el debate en Charleston, Carolina del Sur. Se subió el tono de los adjetivos y lo criticaron, por ejemplo, por el calificativo de “democracia socialista” que dice definir la orientación de sus políticas y también por sus comentarios sobre la educación en Cuba que le ganó el calificativo de comunista y bolchevique amigo de Vladimir Putin, lo que entre otras trivialidades convirtió ese debate en una “catástrofe”, según la propia prensa americana. 

Pero a la vista de los tiempos políticos con la importante primaria del supermartes 3 de marzo, donde elegirán delegados de grandes estados como Texas, California y Carolina del Sur, por ejemplo, el partido demócrata no tendrá tiempo para encontrar un candidato moderado como contrapeso a Sanders. Biden no levanta, Warren, Klobuchar y Buttigieg no parecen ser una alternativa totalmente creíble y Bloomberg simplemente parece fuera de lugar aunque se está gastando una fortuna en los medios y redes. 

La paradoja es que aunque Sanders se muestra auténtico en su ideología, pero no es públicamente realista. Pregona los principios de justicia: económica, social, racial y ambiental. En este sentido, no queda duda que es un “social demócrata” en el sentido europeo que, finalmente, no es una política controvertida. 

Los social demócratas aceptan que, por la vía democrática, se utilice a los gobiernos para lograr mejoras en la sociedad, junto con programas oficiales de control y reglamentación del mercado incluyendo a las grandes corporaciones, como una opción real al estado socialista que promete curar todas las enfermedades sociales. 

Con esa bandera de “democracia socialista” Sanders ha logrado articular un movimiento “multigeneracional y multirracial”, que le ha permitido consolidar una fuerza al parecer creciente para enfrentar en las elecciones al presidente Trump, si continúa captando las simpatías de latinos, afroamericanos y otros grupos. No obstante, lo que en Europa serían propuestas recibidas con normalidad, no sucede así en Estados Unidos. 

Las apuestas sobre quién ganaría entre Sanders y Trump parecen favorecer al presidente 45, aunque en los sondeos de opinión actuales indican una preferencias por “Bernie”.

Algunas de las propuestas son decididamente disruptivas y hasta revolucionarias, aunque es claro que se pueden entender mejor si se enmarcan en las exigencias económicas, sociales y ambientales en muchas partes del mundo que se reflejan en la insatisfacción y descontento generalizas que actualmente recorren el norte y el sur. 

En este sentido, Sanders es un representante más del «populismo», ese fantasma que recorre el mundo, pero que surge en cada sociedad con características propias. Porque independientemente de esos rasgos populistas, sus propuestas se enmarcan dentro de una corriente situada a la izquierda del centro. No parece que una parte de la sociedad de EUA esté preparada para ese cambio, que rechaza visceralmente por muchas razones históricas e ideológicas enraizadas tristemente en la Guerra Fría. En el primer debate entre los candidatos demócratas, Michael Bloomberg le dirigió el calificativo de “comunista”.

De la intervención de Sanders en San Antonio festejando su triunfo en Nevada, se recogen las propuestas más llamativas y ovacionadas: 1

Trabajo

  • Elevar el salario mínimo a $15.00 dólares por hora 
  • Establecer salario igual para trabajo igual para las mujeres 
  • Procedimiento más fácil para que trabajadores se afilien a sindicatos 
  • Invertir en la juventud en empleos y educación 

Educación

  • Triplicar los fondos de escuelas para estudiantes de pocos recursos 
  • Educar más maestros latinos y afroamericanos
  • Ningún maestro en EUA ganará menos de 60 mil dólares por año 
  • Todo el mundo, independiente de su ingreso tiene derecho a una educación superior
  • Que las universidades públicas sean gratuitas
  • Cancelar todas las deudas de préstamos a estudiantes 

Medio Ambiente

  • Cambiar política de extrema derecha sobre cambio climático de Trump, que lo considera un fraude. 
  • Adoptar los principios del Nuevo Trato Verde.

Migración

  • Llevar a cabo una reforma integral de nuestro sistema de inmigración, pues yo soy hijo de un migrante.
  • Poner fin a la demonización de los indocumentados en ese país. 
  • El primer día como presidente y por medio de una orden ejecutiva rescindiré todas las órdenes ejecutivas migratorias racistas. 
  • El primer día como presidente y por medio de una orden ejecutiva, restauraré la situación legal de un millón ochocientos mil de jóvenes y sus padres elegibles del programa DACA. 
  • El primer día como presidente se terminará la política actual que permite a los agentes federales arrebatar a los bebés de los brazos de sus madres y arrojarlos a jaulas. Así no es Estados Unidos. 
  • Aprobar una reforma integral sobre inmigración y un camino hacia la ciudadanía.

Salud 

  • Contar con un sistema universal de atención infantil de alta calidad
  • Poner fin a la vergüenza internacional de EE. UU. que es el único país importante que no garantiza el cuidado de la salud a todas las personas. 
  • El cuidado de la salud es un derecho humano no un privilegio. 
  • En Estados Unidos ninguna familia debería declararse en quiebra por luchar contra el cáncer. 
  • Bajo nuestra administración el pueblo americano no pagará en algunos casos diez veces más por la misma medicina como se vende en México, Canadá o Europa. 
  • Las mujeres tendrán control sobre sus cuerpos no el gobierno.

Política fiscal

  • Esencialmente, elevará los impuestos para el 1% de las personas más ricas de Estados Unidos. 
  • Se impondrá un modesto impuesto a las ganancias especulativas en  Wall Street para apoyar la educación 

Infraestructura

  • Reconstruiremos nuestra infraestructura
  • Se edificarán diez millones de casas de bajo costo

Gobierno y justicia

  • Reformar un sistema de justicia penal roto y racista. No queremos continuar con una situación en la que tenemos más gente en la cárcel que cualquier otro país, incluyendo China, cuatro veces grande, y la gente en la cárcel son desproporcionadamente afroamericanos, latinos y americanos nativos.
  • Se terminarán las prisiones y centros de detención privados
  • Se terminará la guerra contra las drogas y se legalizará la mariguana en todos los estados de la nación. 
  • Se hará una legislación sobre la venta de armas que el pueblo americano quiera, porque está disgustado por la cantidad de violencia con armas y asesinatos masivos en este país. Nuestra legislación sobre venta de armas será escrita por el pueblo americano, no por la Asociación Nacional del Rifle.
  • Tendremos un control universal de los antecedentes para adquirir armas y terminaremos las ferias para su venta.
  • Haremos lo que el pueblo americano quiere y es terminar con la venta y distribución de armas de asalto.
  • Nunca nombraré a nadie a la suprema corte o a una corte federal que no sea cien por ciento por la vía legal.
  • Ampliaremos los gastos para el plan de paternidad

Frente a estas promesas de campaña, la pregunta es de dónde va a salir el dinero para cubrir todo ello. La respuesta no se hizo esperar y esta misma semana, Sanders publicó información sobre el gasto total y el origen de los recursos para cubrirlo. Ahí se estima un presupuesto de 50 mil millones de dólares, los cuales provendrían de una mayor recaudación fiscal por 44 mil millones. No se indica cómo se cubriría ese déficit de 5 mil millones. 

Tal vez la cuestión no es si votarán por Sanders, sino que todos se han vuelto en contra de él. Porque las ofertas de campaña antes detalladas, son emocionantes para los grupos que componen su movimiento, pero frente al rechazo tan visceral de los grupos de poder, parcería que lo que veremos de aquí en adelante será la guerra entre demócratas que acabará fortaleciendo a Trump. 

Este caso es un ejemplo más de lo que estamos viviendo en este tiempo de cambios.


1.- Se puede consultar en https://www.youtube.com/watch?v=h9ePpbBbhVY