• Banners NATGEO ALAMOS 720X90

LA INSEGURIDAD DE GOTA A GOTA.

¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!

POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS.

Pues sí, sin duda alguna tengo muchos, muchos años, no, tomo los camiones, los peseros y el metro, para que no se conozca, sino también los apretones, los cachondeos, la tensión que se vive cuando van hasta el Tronco y las manos anónimas van a lo largo de las partes íntimas como me dicen algunas mujeres que platican conmigo o cuando bajan, ven, asustadas, que ya están cortadas sus bolsas y saqueadas, perdieron los teléfonos, las carteras y van susurrando oraciones de protección para que no pases a mayores, algunas se indignan, pero nada suceda, no hay forma ni de identificar a los malosos que operan con total impunidad y colaboración de los funcionarios y las políticas que responden, diariamente, parte del botín.

y probablemente pueda sacar su título de antropóloga siempre y cuando pueda lograr salir bien de esa brutal inseguridad en la que vive. Ya no lloran, ni se indignan, solo buscan que en el día a día ni el toque ni las amenidades ni las pretensiones secuestrar con ese infame sistema de "no te enojes mi amor" donde muchos de los presentes se encuentran pensando en que es pleito de parejas cuando en la realidad es un secuestro frente a sus ojos y qué sucede si los denuncian, pues nada, porque al final de cuentas los pillos en eso y no se consuma el secuestro y todo queda en el intento porque nadie hace nada y nada La víctima tiene que mostrar, para levantar su denuncia, el sitio donde vivir y dar sus datos verdaderos y así sucesivamente, los delincuentes, conocer todo su historial y amenazar con sus cómplices y,

Hace unos días, en la zona de la Lagunilla y de Tepito, y luego, en el pasado, en el pasado, en el control, en el centro, y en el lugar, en la organización. para convertir los departamentos en las bodegas de drogas y en las bodegas de contrabando que controlan los chinos, los colombianos y los coreanos y, de ahí dentro, los controles de los grupos de GOTA A GOTA, que con sus sistemas van operando y apropiándose de muchas propiedades de las gentes en esas zonas por medio de la violencia y el control que ejercen, algunos me platican a petición obligada de no da sus nombres que esos hampones con guerrilleros colombianos que traían armas y drogas para los narcos de la zona, después, Ellos fueron operando y conociendo lazos y costumbres.familiarizándose con las calles y los recovecos, operando con los jóvenes violentos y enviándolos para mantenerlos como clientes potenciales, grupos de distribuidores, futuro y el mejor de los casos como grupos de sicarios, se sustituyen y prostituyen los viejos mandos de los jefes Mafiosos de la suerte que ahora son los chavos los que mandan y esos, actúan y no son solo, reaccionan con violencia, algunos grupitos son los comandados por pandilleros de no más de quince años y sus cinturas portan armas de la jalan con facilidad los gatillos y les encanta sentir la adrenalina y la emoción y la muerte y el sable que van a marcar en las cachas las nuevas víctimas para presumirlas y los demás el género de "respeto", los adoradores de la santa muerte y el palo mayombé,los que van a los sepulcros y sacan los huesos de los muertos para los rituales de protección y se envían más y más, lo que importa es el momento y nada más que los que digan sus madrecitas, porque ni a ellas les hacen caso ya, eso es lo que conozco AMLO, no está por ahí donde hay que parar la inseguridad, en muchos casos, la deformación es tan familiar que algunas “madrecitas” son las jefas de los grupos mafiosos y esa es la triste realidad ...es la triste realidad ...es la triste realidad ...